La Organización Internacional del Trabajo (OIT) desde el año 2002 declaró el 12 de junio como Día Mundial contra el Trabajo Infantil, con el objetivo de denunciar la explotación infantil que se da en muchas partes del mundo, obligando a las niñas, niños y adolescentes a trabajar, negándoles el derecho a la educación, la salud y una vida plena que le permita su desarrollo y bienestar integral, perjudicando su educación, desarrollo y calidad de vida futura.

Hoy es una oportunidad para reflexionar y manifestar nuestra postura frente a situaciones de desigualdad e injusticia social que orilla y obliga a niñas, niños y adolescentes a trabajar para poder sobrevivir o aportar a la economía de sus familias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *