Los Comportamientos Sexuales Problemáticos (CSP) y las Prácticas Abusivas Sexuales (PAS) también deberían ser considerados violencia sexual, ya que estos comportamientos son un paragua amplio en el que no sólo se encuentran las agresiones sexuales entre pares, sino que todo tipo de comportamiento sexual que dificulte el desarrollo físico, psicológico y sexual, genere daño o favorezca situaciones de riesgo para el mismo niño, niña, o adolescente autor o para otros involucrados.

En Bolivia existen leyes que protegen a los niños, niñas y adolescentes, de toda forma de vulneración a los que estén expuestos en sus contextos y que los adultos o adolescentes (14 -17 años) son los protagonistas de los mismos, es así como se refleja en el código niña, niño y adolescente ley 548, sin embargo, hay un vacío legal y de prevención sobre los comportamientos sexuales de niñas, niños y adolescentes.

La causa de los CSP y PAS en nuestro contexto boliviano se da por diferentes factores de riesgo: Falta de
educación de la sexualidad, hipersexualización mediante los medios de comunicación, redes sociales, etc., Expresiones machistas e hipersexualizadas en entornos familiares, sociales, expresiones culturales, violencia física, psicológica y sexual, negligencia, abandono, posturas adulto centristas, enviar mensajes sobre las relaciones de pareja a temprana edad (preguntar a los niños menores de 8 años si tienen chica, o le gusta alguien de su curso), ridiculizar, castigar o bromear frente a los comportamientos sexualizados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *