POR: ROSARIO MAMANI ESPINAL

INTRODUCCION

El entorno familiar constituye uno de los espacios más importantes e influyentes en la vida de los infantes, niños, niñas y adolescentes, ya que es el primer lugar de desarrollo integral, influye en las esferas funcionales cognitiva, conductual y emocional. Por ellos las madres/padres de familia y/o cuidadores primarios tiene que tener habilidades de protección y cuidado para sus hijos e hijas. Si los niños, niñas y adolescentes viven en familias que naturalizan la violencia, son muy rígidas, ven el castigo y sumisión como disciplina, hay ausencia de límites, carencia afectiva, pues los hijos van a mostrar consecuencias negativas a corto, mediano y largo plazo.

La niñez y adolescencia deben vivir en espacios seguros, ya que tienen   derecho a la protección y resguardo en un entorno seguro y libre de violencia que permita su sano crecimiento. Cuando los mismos adultos que dicen amar y cuidar a los niños, niñas y adolescentes ejercen alguna forma de violencia hacia ellos, estos difícilmente pueden reconocer en el futuro las prácticas violentas, las normas rígidas y la falta de afecto. Por esta razón, es muy probable que repita el modelo con sus propios hijos.

Es en esta línea importante desarrollar talleres destinados a madres/padres de familia para brindarles herramientas de disciplina positiva, reconocimiento de su rol de garante de derecho relacional y así puedan prevenir cualquier situación de violencia y especialmente violencia sexual infanto adolescente. SEPAMOS  a través del Programa de Prevención de la violencia sexual infanto adolescente y Atención Integral a víctimas en el Componente de Prevención y formación realiza estos procesos de capacitación en las unidades educativas con las que se tiene convenio con el objetivo de sensibilizar y fortalecer la disciplina positiva, la comunicación no violenta, buen trato, la práctica de valores y también mejorar las redes de apoyo familiar social y educativo para la construcción de cultura de paz y prevención de violencia sexual infanto adolescente. 

METODOLOGIA

Es así que esta gestión se ha trabajado con madres y padres de familia de 15 Unidades Educativas, : Juancito Pinto, Pedro Domingo Murillo, Martin Cárdenas, Republica de Perú, Carlos Montenegro mañana, Armada Boliviana,16 de Febrero, Los Andes, Bolívar Municipal, Julián Apaza, Carlos Montenegro tarde, Ernesto Che Guevara, Huayna Potosí, José Ballivian , Alipio Valencia Vega. De los cuales 13 han sido de diferentes distritos de la Ciudad de El Alto (2, 3, 4, 5, 6,7 y 14) y 2 del Municipio de Colquiri, área rural.

Desarrollando talleres con los contenidos de: violencia general, violencia sexual infanto adolescentes, estrategias de prevención de la violencia, comunicación no violenta y asertiva para la transformación de conflictos, enfoque de derechos, disciplina positiva y fortalecimiento de lazos afectivos. En cuanto a la metodología empleada ha sido participativa, reflexiva, analítica y lúdica, ya que de manera vivencial, ya que muchos de ellos han pensado llegar a una exposición, si bien hubo partes de exposición teórica, se ha combinado con técnicas participativas, proyección de videos, trabajos en grupo para analizar cuestionarios, teatro y en algunos momentos juegos. Es así que en los talleres se ha brindado diversos recursos teóricos y prácticos para fortalecer las habilidades de las madres/padres de familia y/o cuidadores primarios, para que los niños, niñas y adolescentes se sientan seguros y protegidos en su hogares y se pueda genera la confianza para contar alguna situación de vulneración de derechos que se pueda estar viviendo en otro entorno. Además de darles las herramientas de cómo actuar frente a situaciones de vulneración de derechos o violencia, violencia sexual a madres/padres de familia.

RESULTADOS

A partir de estos procesos de formación desarrollados para madres y padres de familia y de acuerdo a los monitoreos realizados luego de terminar las capacitaciones se ha encontrado los siguientes resultados.

Se ha llegado a 784 madres/padres de familia de los cuales 670 son mujeres y 114 son varones, en este resultado se puede ver que las participaciones mayoritarias son de mujeres y un porcentaje menor son varones, es un dato muy interesante, ya que nos muestra que la mayor asistencia la tienen las mujeres que es un 86% y los varones un 14%. Un dato que ha arrojado en los monitoreos es que las madres de familia tienen la responsabilidad del cuidado y la protección de sus hijos e hijas y los varones todavía se los ve como proveedores, que solo deben cubrir la economía en la familia. Sin embargo, hay quienes viven solo con la madre y por ello, es la persona que asiste a los procesos de capacitación.

Tabla 1. Población llegada por género
 Tabla 2. Población llegada por Unidad Educativa

En el cuadro anterior se ve que en la Unidad Educativa Pedro Domingo Murillo tiene la mayor asistencia de madres/padres de familia, debido a la utilización de una estrategias de convocatoria, las madres/padres de familia que asistieron a los talleres debían transferir la información a sus hijos e hijas y ellos hacer un resumen, se puede observar que si dio buen resultado.

Así también el 75% de 784  madres y padres familia están informados y sensibilizados en la realidad de la problemática de la violencia sexual infantoadolescente, analizando y reconociendo los conceptos, las tipologías las causas, consecuencias e indicadores que pueden presentar las niñas, niños y/o adolescentes que han sufrido alguna agresión sexual.

El 78%  de los 784 madres/padres de familia  se reconocieron como principales garantes de derechos y son los protagonistas esenciales en brindar un espacio seguro libre de violencia en el entorno familiar, promoviendo estrategias para la transformación pacífica de conflictos, y fortalecen los lazos afectivos con sus hijas/os. Comprendieron la importancia de promover la cultura del buen trato, práctica de valores, comunicación no violenta y política de protección a la niñez y adolescencia en los entornos familiares.

En las Unidades Educativas el 50% de los 784  madres/padres de familia  participaron en la elaboración de propuesta para la convivencia pacífica y armónica, elaboraron planes, códigos de convivencia pacífica y armónica, además de reconocer la ruta de actuación e casos de violencia física psicológica y sexual.  Cabe recalcar que no todos participaron en la conformación de los comités de convivencia pacífica y armónica, ya que en los talleres cambiaban los participantes y por eso al final no han logrado reconocer que en su Unidad Educativa había un comité y un plan de convivencia.

Para este proceso de formación con dicha población en algunas unidades educativas se ha tenido ciertas dificultades, como ser las comisiones postergaban las fechas de realización de los talleres, así mismo se ha planteado 3 sesiones de talleres con los madres/padres de familia y no han participado la misma población en las sesiones y es por eso que se ha visto algunas estrategias junto a los responsables de la Unidad Educativa, como ser la información que se daba en el taller se la tenía que compartir con los hijos e hijas y ellos traer un resumen para alguna materia. Así los cuidadores primarios se sensibilizaban y además que transmitían la información a sus hijos e hijas: Sin embargo esta estrategia no se puedo aplicar en todas las Instituciones educativas, solo en algunas. Es importante realizar el monitoreo y evaluación para ver que más se puede trabajar con esta población, ya que muchas veces solo tenemos un espacio para transmitir la información y se debe aprovechar al máximo.

Los talleres que se imparte  a madres/padres de familia y/o cuidadores primarios en las Unidades Educativas son muy importantes, ya que se brinda herramientas e insumos que  apoyan a prevenir que los infantes, niños niñas y adolescentes puedan ser posibles víctimas de violencia sexual infanto adolescente, como garantes de derecho relacional ya ven a sus hijos como sujetos de derecho, están atentos a sus necesidades de desarrollo personal y social y respetan sus derechos para facilitar su sano desarrollo físico, mental y social.

En la estadística del total de la población llegada se ha visto que la mayor participación  es de mujeres y muy poca de varones, algunos enfoques de genero mencionan que la madres tiene mayor responsabilidad de protección con los hijos e hijas y los padres se los ve solo como proveedores, es importante reflexionar y ver estrategias de mayor participación de los padres varones y también ver en el monitoreo que no solo asistan a los proceso de formación, si no que estén sensibilizados en la protección integral de sus hijos e hijas.

Es importante realizar un análisis y reflexión de la formación a esta población, siendo que es primordial, ya que están en todo el procesos de vida  de los infantes niños, niñas y adolescentes, son su principal garante de derecho relacional, quienes inculcan los valores y tienen una influencia alta en todo el desarrollo evolutivo de los infantes, niños, niñas  y adolescentes.   Generar nuevas estrategias será el desafío de SEPAMOS, para profundizar la adquisición de habilidades y capacidades en disciplina positiva, comunicación no violenta y asertiva, la transformación de conflictos y la construcción de cultura de paz para prevenir cualquier situación de violencia y violencia sexual infanto adolescente, además que estos espacios se constituyen en una alternativa para mejorar la calidad de vida de las familias y favorecer una disciplina positiva libre de violencia.

Taller de madres/padres e hijos, técnica del abrazo.

REFERENCIAS

SEPAMOS (2022). Informes de actividades de la gestión.

SEPAMOS (2022). Cartilla Prevención de la violencia sexual infantil “Como cuidar a nuestros hijos e hijas”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *