POR: REBECA MAGALI APAZA MAMANI

INTRODUCCION

El trabajo que realizan las educadoras/es  parvularías, proporcionan sistemáticamente a las niñas, niños de primera infancia, aportando en cuanto a condiciones y acciones para su etapa de desarrollo; para un desarrollo integral, que consiste en el desarrollo físico y motriz, intelectual, emocional y social. Además, que intervienen directamente con las niñas y niños de la primera infancia, y por ello, se tiene la posibilidad de trabajar fortaleciendo su rol como garantes de derecho, para resguardar los derechos de los infantes, niñas y niños y prevenir situaciones de violencia sexual infantil.

La educación a párvulas/os es esencial y beneficioso en los ámbitos del desarrollo de las niñas y niños de la primera infancia, ya que en esa etapa logran adquirir aprendizajes relevantes y un apego seguro para toda la vida.  El desarrollo del pensamiento, el lenguaje comprensivo y expresivo, la comprensión e interacción social y el desarrollo socioemocional estable en las niñas y niños, les permite establecer sanas relaciones interpersonales, además de identificar a sus personas de confianza y manifestar molestias cuando así se les presente. Es por ello, que la labor que realiza una educadora/or parvularia es relevante. SEPAMOS a través del Programa de Prevención de la violencia sexual infanto adolescente en el Componente de Prevención y formación realiza estos procesos de capacitación ya que es una población clave para prevenir situaciones de violencia sexual infantil.  Se considera importante desarrollar talleres destinados a educadoras/es  parvularías, para brindarles herramientas de prevención de la violencia sexual infantil, además de generar el reconocimiento de su rol como garantes de derecho y de protección a partir de reconocer a las niñas y niños como sujetos activos y actores sociales bajo el enfoque de derechos, fortalecer los conocimientos en prevención, detección y actuación en casos de violencia sexual infantil  y las estrategias de prevención y autocuidado ante estos hechos de violencia física, psicológica y sexual a niñas y niños de la primera infancia, promover un espacio de sensibilización, reflexión y análisis acerca de la importancia de generar espacios de información con niñas, niños, madres y padres de familia, respecto a la práctica de estrategias para prevenir situaciones de violencia sexual infantil.

METODOLOGIA

Para la realización del proceso de capacitación a educadoras parvularias, en la presente gestión de ha coordinado con el Centro Infantil Beata Piedad de la Cruz, el cual brinda su atención a infantes de 0 a 4 años, asimismo se ha brindado capacitaciones a educadoras parvularias de centros infantiles de la ciudad de El Alto y La Paz mediante una convocatoria abierta por redes sociales, página Facebook de SEPAMOS.

Para el desarrollo de los talleres de capacitación y formación con los contenidos de: Violencia y formas de ejercer violencia, Violencia sexual infantil, Estrategias de prevención y autocuidado frente a la violencia sexual infantil, Disciplina Positiva, Contención emocional, Enfoque de Derechos, Rutas de Atención y Sistemas de Protección en los Centros Infantiles. Se empleó una metodología didáctica, participativa, lo que permitió al equipo planificar sesiones eficientes mediante el manejo de herramientas lúdicas, materiales audiovisuales, técnicas de relajación y antiestrés, lo que generó una participación activa de las y los participantes.

Para tener un seguimiento adecuado y profundo en las capacitaciones con educadoras parvularias de centros infantiles de la ciudad de La Paz y El Alto, se vio la necesidad de crear un grupo de WhatsApp, donde se compartieron materiales utilizados en los talleres, como las presentaciones de contenidos temáticos referidos a la prevención de la violencia sexual infantil.

RESULTADOS

A partir de estos procesos de formación desarrollados a educadoras/es parvularias y el desarrollo de las acciones de réplica, se realizó el seguimiento de monitoreo y evaluación a las educadoras parvularias, se ha encontrado los siguientes resultados.

Después de los talleres de capacitación y formación, las educadoras parvularias realizaron acciones de réplica en diferentes espacios donde tienen el contacto directo con niñas y niños, en ese sentido las réplicas fueron realizadas con poblaciones de niños, niñas, madres y padres de familia, líderes y lideresas de organizaciones juveniles que trabajan con infantes, líderes y personal administrativo de unidades educativas, en el gráfico se muestra la cantidad total de personas alcanzadas con las réplicas.

Gráfico 1. Población llegada por género

Se ha llegado a 510 niños, niñas, madres y padres de familia, líderes y lideresas de organizaciones juveniles que trabajan con infantes, líderes y personal administrativo de unidades educativas, de los cuales 356 son mujeres y 154 son varones, en este resultado se puede ver que la participación de asistencia de mujeres que es un 70% y los varones un 30%. Esta Población está informada y sensibilizados en la realidad de la problemática de la violencia sexual infantoadolescente, analizando y reconociendo los conceptos, las tipologías las causas, consecuencias e indicadores que pueden presentar las niñas, niños y/o adolescentes que han sufrido alguna agresión sexual.

Gráfico 2. Población llegada por “Centro Infantil Beata Piedad de la Cruz – FUNDASE”

En su totalidad de las participantes fueron el 100% mujeres, esta población está informada y sensibilizada en la realidad de la problemática de la violencia sexual infanto adolescente, analizando y reconociendo la Violencia y formas de ejercer violencia, Violencia sexual infantil, Estrategias de prevención y autocuidado frente a la violencia sexual infantil, Disciplina Positiva, Contención emocional, Enfoque de Derechos, Rutas de Atención y Sistemas de Protección en los Centros Infantiles. Además se reconocen como garantes de derechos y son los protagonistas en brindar un espacio seguro libre de violencia en el centro infantil

Grafico 3. Población llegada por “Centros infantiles de la ciudad de La Paz y El Alto”

La población en su totalidad fueron 32 participantes, el 6 % varones; el 94 % mujeres, esta población fue parte del proceso de capacitación la misma está informada y sensibilizados en la realidad de la problemática de la violencia sexual infanto adolescente, analizan y reconocen la Violencia y formas de ejercer violencia, Violencia sexual infantil, estrategias de prevención y autocuidado frente a la violencia sexual infantil, Disciplina Positiva, Contención emocional, Enfoque de Derechos, Rutas de Atención y Sistemas de Protección en los Centros Infantiles. Se reconocen como garantes de derechos y son los protagonistas en brindar un espacio seguro libre de violencia en el centro infantil.

DIFICULTADES, LIMITACIONES Y ESTRATEGIAS DE SOLUCIÓN

Para este proceso de formación con dicha población se ha tenido ciertas dificultades, como ser la postergación de fecha de las sesiones de los talleres,  esto debido a las actividades y horarios de trabajo de la población de educadoras/es parvularias, así mismo se ha planteado 4 sesiones de talleres. Es por eso que se ha visto algunas estrategias acomodar los horarios de acuerdo a su disponibilidad, además las y los participantes deberán realizar la réplica de los contenidos aprendidos con otras poblaciones, para poder otorgar el certificado de participación. Es importante realizar el monitoreo y evaluación para ver que temáticas más se puede implementar para trabajar con esta población, ya que muchas veces solo tenemos tiempos determinados para transmitir la información.

CONCLUSIONES

El proceso de capacitación y formación que se ha desarrollado con educadoras parvularias, ha demostrado diversas alternativas para ir fortaleciendo los contenidos temáticos relacionados a la prevención de la violencia sexual infantil. Esta población interviene directamente con las niñas y niños de la primera infancia, son muy importantes, ya que se brinda herramientas e insumos que  apoyan a prevenir que los infantes, niños niñas y adolescentes puedan ser posibles víctimas de violencia sexual infanto adolescente, como garantes de derecho.

La educación a párvulos es esencial y beneficioso en los ámbitos del desarrollo de las niñas y niños de la primera infancia, ya que en esa etapa logran adquirir aprendizajes relevantes y un apego seguro para toda la vida.

Se ha llegado a 510 niños, niñas, madres y padres de familia, líderes y lideresas de organizaciones juveniles que trabajan con infantes, líderes y personal administrativo de unidades educativas. Esta Población está informada y sensibilizados en la realidad de la problemática de la violencia sexual infanto adolescente, analizando y reconociendo los conceptos, las tipologías las causas, consecuencias e indicadores que pueden presentar las niñas, niños y/o adolescentes que han sufrido alguna agresión sexual.

Es importante realizar un análisis y reflexión de la formación a esta población, siendo que es primordial, ya que están en una etapa de desarrollo integral, que consiste en el desarrollo físico y motriz, intelectual, emocional y social. La atención de la educadora de párvulos, proporciona sistemáticamente al niño(a) las mejores oportunidades en cuanto a condiciones y acciones suficientes y necesarias para su etapa de desarrollo; logrando un desarrollo integral, que consiste en el desarrollo físico y motriz, intelectual, emocional y social del niño(a) que le permitan adaptarse y adecuarse a su ambiente; el propiciar, fortalecer y desarrollar en forma adecuada y oportuna sus potencialidades también favorecerá y generará el interés por aprender, para ello la forma más eficaz es realizando actividades en conjunto que estén basadas en el juego lúdicos. A través de ello los niños, niñas de primera infancia, aprenden mediante los juegos. Continuar con este proceso proporcionando herramientas de estrategias de prevención de la violencia y a la  vez estos conocimientos se transmitan a niñas, niños, madres y padres de familia de sus Centros Infantiles, las estrategias de prevención y autocuidado ante estos hechos de violencia física, psicológica y sexual a niñas y niños de la primera infancia.   Promover más espacios de sensibilización, reflexión y análisis acerca de la importancia de generar espacios de información con niñas, niños, madres y padres de familia, respecto a la práctica de estrategias para prevenir situaciones de violencia sexual infantil

REFERENCIAS

SEPAMOS (2022). Informes de actividades de la gestión.

SEPAMOS (2022). Informe Final de la gestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *